Mi Hijo Tiene Pesadillas… Que Puedo Hacer Para Evitarlas?

Mi Hijo Tiene Pesadillas… Que Puedo Hacer Para Evitarlas?

Las pesadillas son sueños desagradables que causan que nos despertemos con temor. Casi todos hemos alguna vez padecido de ellas, unos más que otros. Para los padres, ver a sus hijos despertarse atemorizados o levantarse corriendo para meterse en la cama con ellos es realmente desconcertante, pues aunque les aseguran de que todo esta bien y que Dios manda sus angeles para guardar sus sueños, aún así pueden no calmar la ansiedad y el temor que emanan de sus caritas llorosas.

Hay ocasiones en que podemos recordar y narrar vividamente la experiencia sufrida durante la pesadilla; otras vecez no (similar al terror nocturno, en el cual no se recuerda lo soñado). La diferencia entre poder recordarla ó no depende basicamente de la etapa del sueño en la que nos encontramos en el momento de despertarnos. Si había movimiento rápido de los ojos (conocido como REM por sus siglas en Ingles), muy probablemente el evento será recordado.

Muchas pesadillas pueden ocurrir por circunstancias que no podemos evitar. Cambios importantes en nuestras vidas como una mudanza, enfermedades, la muerte de un ser querido, ser molestado por un “amigo” en la calle o escuela, etc son algunas razones que pueden inducir a su aparición. Podemos a menudo prevenir que algunas de estas ocurran si hacemos participes a nuestros hijos de nuestros planes, le aseguramos lo tan importantes que son ellos en nuestras vidas y en nuestras decisiones. En el caso de enfermedad de un familiar, aconsejo que se hable del asunto de la manera mas sencilla sin dar muchos detalles cuando hay un niño presente, pues mientras menos se expone a detallados comentarios, incluyendo la posibilidad se morir, mejor para su tranquilidad mental, sobre todo si el éste no ha alcanzado su segunda década de la vida, cuando se forma el pensamiento abstracto. Definitivamente no creo aconsable para un niño menor de 12 años de edad, visualizar difuntos en velorios sin motivos ni razón, ni ver noticieros que generalmente estan colmados de malas noticias. Ambas actividades son perturbantes, y desalentadoras. No me sorprende entonces que los que participan de estas sufran de pesadillas, porque muchas de estas vienen a consecuencia de lo que hemos oido , visto o hecho durante el dia..

Es precisamente aquí donde nosotros como padres podemos ayudar a nuestros hijos a prevenirlas: Guardando sus ojitos, sus oidos, y su corazón, para no ser expuestos innecesariamente a escenas de desamor, odio o violencia, ya sean reales, como ocurre entre familias y amistades, y en la television, o ficticios, como vemos en las peliculas, novelas, o juegos de videos. Aun anuncios y hasta muñequitos como Scooby doo pueden asustar a algunos pequeños! Tambien, la lectura de historias tenebrosas a la hora de dormir debe ser evitada. No asuma que “es guapo” y que no parece ni dice tener miedo. Aunque parezca que no traerá consecuencias, la verdad es que si les afecta el inconciente, esa parte del cerebro que registra y guarda hasta lo que no queremos. Retraimiento, temores de la oscuridad y a lo que decían no tener miedo; comportamientos violentos, problemas de conducta sin causa aparente, pueden ser consecuencia de lo que ha penetrado a travez de sus sentidos, las ventanas del alma. Evitando dichas exposiciones, podemos prevenir en gran manera la aparicion o recurrencia de las pesadillas, aunque no podamos borrar lo que ya ha sido grabado en su memoria.

Si necesita ayuda, tiene alguna pregunta al repecto o sobre algun otro aspecto de la salud de sus hijos, consulte a su pediatra, ó contacte a la Dra Gamundi llamando al 212-923-5050, ó escribiendo a la siguiente direccion:

Stages Pediatrics, PC

Atte: Dra Rosa E. Gamundi-Joaquin

128 Fort Washington Ave. Suite 1J

New York, NY 10032

Correo electronico: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Helpful Links

Contact Info

We are conveniently located in Manhattan in Washington Heights on the corner of Fort Washington Ave and 164th St, one block away from New York-Presbyterian Columbia University Medical Center

Address: 128 Fort Washington Avenue, Suite 1J, Washington Heights (Manhattan) New York, NY 10032
Phone: (212) 923-5050
Fax: (212) 923-5055
Email: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.